Patrocinador destacado

Novedades

Preparan "carnaval" y "desfile" de catrinas en CDMX

TRAS EL ÉXITO de la más reciente filmación, en 2015, de la saga de James Bond en la Ciudad de México, al gobierno citadino se le ocurrió organizar esta clase de desfiles carnavalescos para celebrar de una manera más espectacular la tradición mexicana de los Días de Muertos.

Lo que ahora va organizando de nuevo la empresa Anima Inc. se trata más que de una afirmación de la tradición milenaria, una versión mercadológicamente pensada más para atraer turismo que para afianzar los aspectos culturales propios de la mexicanidad y contrarrestar los embates contraculturales propios de la tradición anglosajona del Halloween.



La visibilidad que le diera la imaginación de los creadores de James Bond implicó también que los valores se vieran tergiversados haciendo de una festividad eminentemente religiosa y metafísica un circo carente de sentido, vacuo, vano, aunque sí, espectacular, lleno de colorido como lo es nuestra fiesta en sí misma adaptada a la modernidad, a la exigencia de los nuevos públicos, y la creación de un escenario capaz de concentrar y distribuir de otra manera la afluencia de esos mismos públicos en, por ejemplo, cementerios dentro y alrededor de la Ciudad de México.

Ya el año pasado el presidente municipal Edgar Olvera Higuera había planeado su propio carnaval y desfile, concurso de catrinas para estrenar así, festivamente, el primero de sus "paseos emblemáticos de Ciudad Satélite", el Paseo de Las Marinas.




El año pasado hubo de cancelarlo, mejor dicho cambiarlo de sede al Parque Naucalli luego de la animadversión vecinal por la creación de dicho paseo en cambio el propio alcalde salió a la notoriedad gracias a la indiscreta fotografía que lo mostró feliz en una fiesta de disfraces de Halloween. ¿Intentará de nuevo pasearse entre catrinas o volverá a pintar su calavera para no jugar?

Seguro, en la fiesta que hará este año la alcaldía veremos por ahí algunos descabezados, zombis, momias, fantamas del pasado ominoso que ha puesto en serio riesgo las aspiraciones de Olvera Higuera para reelegirse en 2018 y que él mismo aun no encuentra el modo, el motivo, el pretexto justo para, de una vez por todas, enterrarlos en el olvido bajo el epitafio, paráfrasis del lema de gobierno: "Aquí yacen, por su falta de conciencia y su desorden, aquellos que, de Naucalpan, pasaron a mejor vida".

Foto: Política y Estilo