Patrocinador destacado

Novedades

Algo está podrido en Google

DEFINITIVAMENTE EL PEOR PRODUCTO y servicio de Google​ es Google AdSense​...  Hoy... Porque antes era muy bueno. Y quiero que lo sepa la Procuraduría Federal del Consumidor​ (a ver si las redes sociales lo difunden).

Desde que comencé en 2005 a generar contenidos con mis blogs en Blogger​ puse la posibilidad de incluir anuncios en ellos. Y nunca tuve queja. Entre las políticas de Blogger y las de Google, mis contenidos poco a poco se vieron restringidos a un rincón. Luego, los cambios administrativos internos llevaron a que me fuera bloqueada dicha iniciativa publicitaria en algún blog y, aun haciendo las modificaciones pertinentes, sin que pudiera recurrir a nadie en la empresa para una aclaración cara a cara o vía telefónica al menos, la situación empeoró al punto que ahora no puedo publicar ni un anuncio. Aparentemente mi cuenta está inhabilitada, sin embargo puedo seguir entrando a ver, como por puro e inútil entretenimiento, las estadísticas y demás elementos de la interfaz.

El dinero generado a lo largo de los años, centavo a centavo está ahí, congelado, sin alcanzar el mínimo cobrable. Las respuestas "automáticas" argumentan o se amparan en el dicho de que es un recurso de "autoservicio" y que nada se puede hacer y que una vez que AdSense hace "fuchi" a un editor, es difícil que se lo pueda rehabilitar o dar entrada. Dizque el dinero será devuelto a los anunciantes, pero mientras ¡bonita estafa!, jinetea la lana.

Yo soy uno de ¿cuántos? que tienen esta experiencia. Basta dar un salto al foro para notar que no soy el único con esta inconformidad.

Eso sí, a Google AdWords​ lo han afinado y hecho la posibilidad de ser "Partner" una especie de filtro de clase. Funciona de maravilla, pero de esto depende AdSense. El círculo virtuoso cacareado por Google como negocio está suelto en uno de sus eslabones y por ahí se pueden colar las debilidades de la empresa. A Google Analytics​ lo han hecho muy preciso, pero muy complicado, casi un club para hechiceros de la web, siendo una herramienta básica para los generadores de contenido como yo.

Creo que el afán reciente de Google por abarcar otras áreas de negocio, inventando lentes, comerciando tablets, etc., lo está desalineando de sus objetivos centrales: ser el buscador primario, controlar la información.

El que mucho abarca poco aprieta y aquí, por medio del esfínter de AdSense, la están cagando.