Patrocinador destacado

Novedades

Funcionarios cadeneros

LA TARDE DE ESTE 7 DE DICIEMBRE tomará protesta el presidente electo por Naucalpan Edgar Olvera Higuera en el escenario del Teatro Cuauhtémoc del IMSS.
Recuerdo cuando fue la toma de protesta del exalcalde hoy preso, David Sánchez Guevara, en el escenario del Teatro Las Torres dentro del recién estrenado World Trade Center Mexiquense o, como le llaman algunos vecinos, World Trade Center de “petatiux” donde a la sazón también se encontraban las oficinas de la asociación de munícipes que presidiera su antecesora Azucena Olivares.

Con bombo, platillo y alfombra roja desfilaron al besamanos lo mismo personalidades de la industria, el comercio, el clero (por ahí se contoneaba el Cardenal don Onésimo Cepeda), la plana mayor del PRI Naucalpan y un largo etcétera entre el que pude observar atentamente la presencia de un grupo de empresarios chinos.

Recuerdo como si fuera ayer la escena. Algunos medios no “alcanzamos a entrar” y ya no se diga ciudadanos interesados en atestiguar el protocolo por definición público. Parados detrás de mí estaban los chinos muy contrariados. Delante de mí, personal de la Secretaría del Ayuntamiento y de la Dirección de Comunicación Social.

«¡Cómo puede ser!», dijo uno de los funcionarios a un secreto al oído de otro. «¡Cómo que no los dejan entrar! ¡A los inversionistas!», afirmó exaltado y acto seguido retiró la cadena y llamó con la mano a los cuatro inversionistas para que se adelantaran. Los recibió con una sonrisa hipócrita y los dirigió a la entrada. Con ese pretexto insistí amablemente en pasar, en tanto medio, para cubrir la toma de protesta.

Es comprensible, cierto, que en espectáculos de este tipo y por razones de seguridad se tengan controles, pero no deja de ser molesto para cualquiera que algunos funcionarios adopten actitudes de cadeneros de antros; como también es impropio que ciudadanos o colegas de medios adopten actitudes de clientes tozudos y empeñados en tener mesa de pista solo por su linda cara institucional.

Estaré presente en la toma de protesta de Edgar Olvera para cubrir tan magno hecho. Espero no tener dificultad para ingresar toda vez que mi medio para algunos no resulta confortable. Espero también que con este gobierno, ante la atomización de los medios de comunicación, la abundancia de blogs que informamos sobre los hechos y dichos de la localidad, los responsables de la comunicación municipal y estatal dejen de lado el tan gustado deporte nacional del ninguneo y nos tomen más en cuenta, especialmente a los que procuramos mantener una visión lo más objetiva y sobre todo profesional (porque sí, hay de todo en la viña de la Internet).

Mi afán, enfatizo, siempre se finca en el interés de construir una opinión pública enterada, significativa, lo más neutral posible. Servir tanto a funcionarios públicos, autoridades y ciudadanía para convivir de manera armónica, cooperativa y edificante.

El gobierno entrante de Edgar Olvera no la tendrá todas consigo, principalmente por razones financieras, aunque el gobierno saliente alegue lo contrario y acentúe la reducción de la deuda como la ampliación de un margen de maniobra.

Por otra parte, las divisiones internas den el PRI de la mano de los intereses del sindicato de trabajadores del ayuntamiento jugarán un papel fundamental así de vigilancia como de continuidad en las tareas heredadas de gobiernos anteriores.

Es claro que todo gobierno municipal, estatal o federal retoma lo dejado por el anterior para darle fin a lo comenzado. En el camino, poniendo el estilo personal de gobernar, no siempre se atina a terminar de la mejor manera lo heredado, lo pendiente, muchas veces por apresurar lo proyectado en función de los intereses creados de los poderes fácticos.

Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México y principal apoyo del contendiente a la presidencia municipal, el excandidato David Parra Sánchez con todo su séquito de sindicalistas, estará presente para dar curso al protocolo, tomando protesta al panista. Días atrás insistió el gobierno estatal que no hace distingos partidistas. José Manzur, Secretario de Gobierno, ha declarado tener un trato de “amigo” con Olvera e incluso semanas atrás lanzó un “¡tate quieto!” al frente de simpatizantes parristas indicando que “no se tolerarán desmanes de ningún tipo en las tomas de protesta de los munícipes electos”. No lo dudo. La seguridad será férrea, pero hay muchas maneras de desequilibrar las relaciones que se dan bajo la mesa de la política.

Comienza una nueva partida de ajedrez en Naucalpan. Por lo que a mí toca, entre que decido lanzarme de candidato independiente al gobierno estatal, entre broma y en serio, aclararé mi vista para ser testigo del nuevo gobierno de alternancia en el poder naucalpense.

Deseo para el presidente Olvera, como se dice en la marina, buena mar y mejores vientos, que todos lo requerimos para no nada más achicar las aguas que han venido escamoteando el progreso de nuestro municipio, sino para llevar a buen puerto la nave.

Ya veré si habrá de nuevo chinos o si estarán españoles de OHL, que el regreso del Viaducto Bicentenario es uno de los pendientes (encargados al exalcalde David Sánchez como última tarea antes de ser “premiado” con la candidatura a la diputación federal), o si mostrarán sus rostros los finlandeses interesados en invertir en la localidad en caso de resultar electo el priyista David Parra.
Ya les contaré.