Patrocinador destacado

Novedades

De lo perdido, lo que aparezca

ERA DE LA OPINIÓN… de que las patadas de ahogado eran cosas para salvavidas.

Dos acontecimientos relacionados se verificaron el mismo día 4 de noviembre de 2015: por la mañana, algunos miembros del cabildo del ayuntamiento de Naucalpan de Juárez “reventaron” la sesión, ¡la primera que sería transmitida en vivo por medio del nuevo canal de UStream del ayuntamiento!, al no presentarse y así propiciar la falta de quórum para el examen y votación de la propuesta del regidor priyista Francisco Javier Guzmán Silva, para lograr un punto de acuerdo mediante el cual se invalidara la certificación del domicilio del presidente electo Edgar Olvera por considerarla ilegalmente fundada.

Dicha certificación la emitió la Secretaría del Ayuntamiento de forma previa a las campañas electorales y de acuerdo con los protocolos, pero los alegatos del equipo legal del excandidato  y contrincante  priyista David Parra Sánchez  incluyeron en sus demandas de nulidad de la elección ante el TEEM, y luego apelando ante el TEPJF en su Sala Regional de Toluca, la exposición de dos documentos donde se indica contradictoriamente que el presidente electo declaró como domicilio la casa marcada con el número 56 de la Calle Hacienda de Corralejo, Fraccionamiento Residencial Bosques de Echegaray, C.P. 53300, en Naucalpan de Juárez, Estado de México, cuando supuestamente habita en realidad otro domicilio ubicado en el  municipio de Atizapán de Zaragoza, información que publiqué en estos Indicios Metropolitanos. Dichas certificaciones indican, en una, que el alcalde electo vive en dicho domicilio desde hace 20 años, y la otra, que lo hace desde ocho años atrás. ¿O sea, cómo?

Habiendo sido desestimadas por el Tribunal Electoral del Estado de México varias de las pretendidas causales de nulidad alegadas por el abogado Javier Chávez Tello, representante de David Parra Sánchez, en especial aquellas relacionadas con los topes de gastos de campaña del panista, quedaban, entre otros recursos de apelación, el relacionado con el domicilio. Para justificar y reforzar de último momento la decisión del Tribunal Electoral del Poder Justicia de la Federación se requería algo así como un milagro, y la apuesta la hicieron a que tal cosa ocurriera en el cabildo del ayuntamiento. De haberse votado en el cabildo en contra de dichas certificaciones, aun de forma extemporánea y “fabricada” se habría hecho sólido al menos uno de los elementos del litigio, quizá el más importante para la pretendida demostración de ilegibilidad del presidente electo, por dizque falsear el dato sobre el requisito de ley sobre la residencia del candidato.

El milagro no ocurrió. Esa noche del 3 de noviembre, el Tribunal revisó la apelación y ratificó la sentencia previa y por lo tanto el triunfo del presidente electo Edgar Olvera. Así, la “patita que todavía se movía” —como declaró a Indicios Metropolitanos en fugaz entrevista semanas atrás el excandidato suplente de David Parra, Galo Blanco, cuestionado sobre el particular— terminó cortada de tajo, pero no así las aspiraciones de Parra, quien seguramente insistirá en hacer la vida imposible a Olvera, pues falta la última instancia de apelación en la Sala Superior. Retomando lo que escribí tiempo atrás, ahora va quedando claro quién es el rudo y quién el cursi y la patita tal vez solo se mueva por puro reflejo condicionado.

Gritos, sombrerazos y vestiduras rasgadas

Las reacciones de moderado júbilo por parte de los panistas se hicieron esperar, como si estuvieran plenamente seguros de tener todo bajo control, al contrario de lo que sucedió entre los priyistas, de entre los cuales, más pronto que tarde, unos enfatizaron las traiciones al interior del partido y otros optaron por la mesura.

El militante Aarón Vigueras Pichardo publicó en su perfil de Facebook:
Foto: Perfil de Aarón Vigueras en Facebook
Es totalmente vergonzoso que síndicos y regidores de extracción priyista se presten a circos y farándula política con la finalidad de seguir el juego a los intereses de la oposición y demostrar abiertamente su falta de lealtad, respeto, ideología y traición a nuestro instituto político en las pasadas elecciones municipales, siendo comparsas de la ilegalidad en torno a dicho proceso.
A su dicho se sumaron otros y contestaron en sentido contrario personajes como el Primer Síndico Rafael Ranero quien consideró un exceso la generalización hecha por el militante. Entrevistado por Indicios Metropolitanos al respecto, Ranero aclaró parte de los motivos por los cuales no se efectuó la sesión de cabildo. En estos hechos, dijo, no hay:
Ninguna coincidencia. Tan es así que yo no asistí a cabildo porque tenía cita en tribunales para atender diligencias del ayuntamiento. El séptimo regidor [Carlos Islas Neri] avisó desde el viernes que no asistiría a la sesión. Incluso el cabildo estaba programado para hoy [5 de noviembre], pero por agenda de la presidenta Oyoque se adelantó…
Esta sesión de cabildo sería la primera en transmitirse en vivo en el canal que estrenó el ayuntamiento en el soporte UStream desde mediados de octubre, pero no pudo ser.

Por su parte, la regidora perredista Esther Tapia declaró a Indicios Metropolitanos:
Yo creo que no hay fundamento legal para anular la constancia. El artículo 167 de la ley orgánica nos da esa atribución, pero como todo acto, debe ser fundado y motivado y obvio darle garantía de audiencia a Olvera. Ahora bien, yo preguntaría a Guzmán Lazo cómo pretende fundar dicha anulación. 
Para mi es igual a una situación mediática, además de que, si se duelen de lo sucio, ellos utilizaron todo el aparato burocrático y recursos públicos para la campaña; y me refiero al PRI.
Foto: Perfil de Juan José Vicencio
en Facebook
El panista de viejo cuño Juan José Vicencio expuso bajo la publicación de Vigueras: “El circo verdadero es el que Chávez Tello le quería vender a David Parra, haciéndole creer que podían tirar lo que los jueces ya resolvieron”, declaración que el militante priyista descalificó por ser “de poca importancia para la vida interna del partido”.

Entrevistado por Indicios Metropolitanos sobre las supuestas traiciones dentro del PRI y las declaraciones al respecto de su dirigente Fabián Gómez Calcáneo a este medio en el sentido de que “quien tenga pruebas, que las presente”, Aarón Vigueras afirmó:
Me parece incongruente que Fabián afirmé que no existe división al interior del PRI, toda vez que a ninguno de los candidatos postulados les agradó perder y las pruebas son muy sencillas de presentar, mismas que en su momento oportuno se presentarán al CDE para tomar las medidas sancionables correspondientes. 
En cuanto a la relación “perversa” que mencionas entre Guillermo González y Azucena Olivares con Edgar Olvera es muy clara, sólo hay que relacionar el comportamiento de los ediles actuales afines a ellos y esperar a los personajes que asumirán distintos cargos en la administración panista entrante, lo que arrojará las pruebas necesarias para corroborar la traición a la que hacen referencia. Mi participación en el PRI es la de un simple militante preocupado y harto de tanta falsedad, burla, mentira y traición a la militancia.
Puesto todo lo anterior entre paréntesis, si bien he dado y sigo dando puntual seguimiento a los hechos y los dichos alrededor de este tema, veo que poco gana la causa parrista difundiendo información caduca. Sus argumentaciones fueron desechadas por el Tribunal Electoral del Estado de México y ahora también, en segunda instancia, por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en su Sala Regional de Toluca. Falta, repito, la tercera instancia en la Sala Superior del Tribunal Electoral.

En la sesión de cabildo “reventada” hizo acto de presencia el excandidato David Parra Sánchez en compañía de su abogado Javier Chávez Tello, esperanzados en que los ediles declararan ilegal la certificación de residencia de Olvera, pero a la fiesta no llegaron los invitados. Se quedó el pastel, no hubo acto de magia.

José Manzur Quiroga
Foto: El Universal
Cabe señalar que semanas atrás, el 7 de octubre, el Secretario General de Gobierno del Estado de México, José Manzur Quiroga, lanzó un “estate quieto” a “quienes bloqueen calles, tomen edificios y delincan durante la toma de posesión de las administraciones municipales que iniciarán el próximo 1 de enero”, en clara alusión a las movilizaciones de los parristas. ¿Le harán caso tras el reciente revés? Lo dudo desde el momento que el mismo abogado Javier Chávez Tello declaró a estos Indicios Metropolitanos el interés por demostrar la ilegibilidad de Olvera y llegar, de ser necesario, a provocar el nombramiento de un nuevo interinato.

¡Que no te engañen! —han publicado en redes sociales los parristas insistentemente—. La elección del 7 de junio fue imputada en tiempo y forma. Los agravios que, según los parristas, vulneraron los principios de certeza y legalidad de los comicios y en que se fundamenta la demanda de nulidad de la elección son: a) Falta de elegibilidad de Edgar Olvera Higuera, ya que se atrevió a falsear su residencia para ser candidato a la presidencia en Naucalpan. b) El evidente rebase de tope de gastos de campaña por parte del PAN. c) En 726 casillas que se analizaron escrupulosamente se encontró una serie de irregularidades a la norma electoral. d) 20 mil 400 ciudadanos presentaron un Juicio de Revisión Constitucional Electoral, ya que se les negó el interés jurídico para impugnar la elección. Nada de esto ha procedido en los tribunales.

Los parristas además han alegado que políticamente el exalcalde David Sánchez Guevara, hoy preso, apoyó a Edgar Olvera en connivencia con Azucena Olivares y Guillermo González. Entonces vale preguntar, ¿quién está dividiendo al PRI? Lo he anotado en textos muy anteriores: el interés es de orden muy superior entre los adeptos a Eruviel Ávila (entre los que se cuentan los parristas), y los que siguen la línea de Enrique Peña Nieto. Es claro que, mediante las distintas artimañas políticas, entre las entretelas electorales y los escándalos alrededor de OHL parece estar ganando la partida la Presidencia de la República, al punto que a Eruviel no le ha quedado más que “nadar de muertito”, aun contra lo señalado por el presidente. Enfrentamientos como el derivado de las pasadas elecciones son solo la punta del iceberg.